Páginas

martes, 12 de mayo de 2009

Hay actores con más talento que yo que son repartidores de pizza

Impregnado por el secretismo que caracteriza al lóbrego colegio donde lleva dos años prestando servicios, Luis Merlo no suelta prenda de su personaje. Habrá que encender el televisor esta noche para empezar a descubrir las tétricas incógnitas que han hecho de El Internado una de las series más vistas de la televisión. Cuatro millones de espectadores avalan el éxito de esta producción de Globomedia de la que Merlo no escatima en halagos. El madrileño tampoco se muerde la lengua a la hora de denunciar que en su profesión también se padece la crisis.

¿Qué evolución va a experimentar Héctor en esta nueva temporada?
Moviéndose en la nobleza que le caracteriza, va a seguir intentando que el bien prevalezca, desconociendo el mal que se produce dentro del internado. Poco a poco descubrirá cosas y se verá en la necesidad de reaccionar ante situaciones de peligro, todo eso unido a la grave enfermedad que padece. Su mundo emocional se tambalea porque es un hombre joven y le han dicho que le queda poco tiempo de vida.

Es el primer personaje de tanta madurez al que se enfrenta en televisión. ¿Cómo se siente en ese papel?
Yo sigo siendo un Peter Pan por dentro. Compenso mi personaje de televisión con el del teatro. Ya me pasó cuando hice Calígula y Canguros: el personaje tan intenso y dramático de Calígula lo compensaba con el gamberro de Canguros.

Es un personaje maduro, pero se desenvuelve en una serie de corte juvenil. ¿Qué le aporta estar rodeado de actores que tienen menos bagaje que usted?
Un aprendizaje continuo. Aunque he aprendido una cosa muy desagradable: que hace nada yo miraba actores de mi edad como ellos me miran ahora a mí. Ellos me miran como el profesor-actor que es mayor que ellos y que sabe más que ellos. Con tanto volumen de trabajo como yo tengo, me cuesta tener tanta energía. Sólo con trabajar con ellos y mirarles a los ojos, me engancho a esa vitalidad y la vampirizo como un drácula.

¿Teme que el aluvión de series españolas eclipse esta temporada?
En la televisión no sólo tienes que convencer de que te vean, sino de que dejen de ver otra cosa para verte a ti. Me asombran los éxitos y cuento casi siempre con los fracasos. Y no es pesimismo, es realismo. Es muy difícil tener éxito de público hoy en día.

¿Qué componentes hacen de esta serie una de las más populares?
La mezcla de géneros, que es muy buena; la realización, que es prodigiosa; la producción, que es enorme; y la pasión que todos ponemos. Pero yo siempre digo que si supiéramos el secreto exacto de por qué se consigue el éxito en este tipo de trabajo, no habría crisis bancarias porque los banqueros producirían las series y serían millonarios.

¿La televisión es un buen refugio para protegerse de la crisis que vive el cine?
No creo que haya que refugiarse en ningún sitio. Hay que trabajar con la mayor de las dignidades en todos los medios. Es verdad que ahora hay muchos actores con mucho más talento que yo que están repartiendo pizzas porque no tienen trabajo. Esta profesión es tan mágica como injusta.

¿Los actores tan populares como usted también tiene miedo a la crisis?
Tengo miedo a la crisis por lo que pueda originar en el mundo en el que vivimos, pero no personalmente. Tengo más miedo a la mala suerte, al desamor, a la falta de creatividad, a la falta de cariño. Yo creo firmemente que no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita, y yo a nivel material necesito muy poco. En cambio, a nivel emocional e intelectual, que es donde más necesito, lo tengo todo. Toco mader

free image host

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada