Páginas

viernes, 3 de junio de 2016

"Después de tres años con la obra "El Crédito" necesitaba la inmediatez y las prisas propias de la televisión"

Reconoce que su trabajo en “La que se avecina” le ha supuesto un subidón.

Ha sido una de las grandes novedades de ese “La que se avecina” que sigue manteniendo a sus fieles espectadores. Y a Luis Merlo se le ve muy cómodo en la piel de ese Bruno que interpreta.

Y en los meses que lleva trabajando en la ficción se encuentra muy a gusto “El aterrizaje ha sido un subidón en lo emocional, por el vínculo que me une a muchos de mis compañeros. Pero a la vez sintiendo como si empezara de cero”.

Encontrándose con un personaje muy especial “Bruno es un concertista de piano que toca como los ángeles, su mujer le ha dejado y va a terapia con Judith. Es el personaje más exagerado que he hecho nunca. Tiene todos los tics del mundo y entra en pánico con el vuelo de una mosca. Yo pretendo que desde el exceso sea verdad”.

Lo de tocar el piano no ha sido un inconveniente, como le dice a A.Mingo en Supertele “Toco el piano, pero como hobby, no con su maestría. Por eso me ha ayudado un pianista en algunas escenas. Toca él aunque sea yo quien salga en pantalla”.

Hacía ya bastante tiempo que no veíamos a Luis Merlo en la pequeña pantalla “Después de tres años haciendo la obra “El crédito” necesitaba probar algo nuevo. La inmediatez y las prisas propias de la televisión”.

A punto de cumplir los 50, Luis es feliz cuando le dicen que cada vez se parece más a su padre “Me llena de orgullo. La transmisión de la tradición en este oficio cuenta mucho. He tenido la suerte de trabajar con gente muy grande y ellos me motivaron para que pasara de espectador a ser quien cuenta la historia”.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada