Páginas

domingo, 24 de mayo de 2009

Arte

Arte es la obra del autor (en este caso autora) vivo más representada de la historia. Está protagonizada por Luis Merlo, Alex O' Dogherty e Iñaki Miramón. Yo siempre digo que el teatro es la prueba de fuego para un actor; hay que ser muy, pero que muy bueno, para hacer teatro y que la cosa no salga forzada ni sobreactuada. Y estos 3 pasan la prueba, están absolutamente geniales. Pero, y lo digo (o al menos lo intento) desde un punto de vista totalmente objetivo, es Luis quien sobresale. Si ya es bueno en la tele, en el teatro es que es impresionante. Se notaba muchísimo que la obra decaía un poco cuando él no estaba en escena, y cuando aparece, se come con patatas a los otros dos, que son muy buenos, pero es que él es un monstruo de la interpretación. Las más sonoras carcajadas las provocaba él, aunque también sacaba la vena tierna y conseguía emocionarte de tal manera... a mí por lo menos se me perlaban los ojos. Da gusto verle, me encanta!

Arte comienza con la adquisición por parte de Sergio (Miramón) de una carísima "obra de arte"; un lienzo totalmente en blanco. Marcos (O'Dogherty) no consigue comprender que su amigo se haya gastado una fortuna en lo que él considera una mamarrachez. Por su parte, Iván (Merlo) tampoco acaba de comprender qué es lo que tiene ese cuadro para que valga tantísimo dinero, pero como siempre, él prefiere mantenerse al margen para no enemistarse con ninguno de sus dos amigos.

Pero se esconden muchas cosas tras esta aparente disputa y discusiones sobre gustos artísticos. Sergio intenta disimular que su vida personal es un desastre haciéndose coleccionista de arte de repente, y quiere por todos los medios que ese cuadro sulpa el vacío que han dejado otras cosas. Marcos trata de esconder su debilidad y dependencia de sus amigos mediante la hostilidad, los golpes bajos y su supuesta superioridad respecto a toda la raza humana. En cuanto a Iván...mangoneado por su prometida, por su madre y por su futura suegra, sin ideas propias, agobiado por su inminente boda, en una situación laboral deprimente y siempre mediando entre dos partes, sean las que sean. Él directamente no intenta esconder ni disimular nada, se muestra tal como es: débil.

Los 3 son débiles. En un momento de la obra Iván dice: "¿Para que seguimos viéndonos si nos odiamos?". Parece que se odian, pero realmente se quieren, y se necesitan los unos a los otros. Después de una larga reflexión sobre la amistad y sobre si se le puede poner precio, Iván, y sobre todo Marcos, terminan por ver algo más que blanco en ese lienzo.

Pienso repetir. No sé cómo, cuando ni con quién, pero voy a repetir
Fuente
free image host

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada