Páginas

martes, 20 de enero de 2009

Dos horas de risa y reflexión

La expectación despertada por la obra Arte, original de Jasmina Reza, en versión de Fernando Masllorens y Federico González del Pino, que bajo la dirección de Eduardo Recabarren se representó el sábado por la tarde en el Gran Teatro, quedó bien evidente con el llenazo que registró la sala.

Y en verdad que igualmente justificada, dada la complacencia del público, que desde el primer hasta el último momento de la representación estuvo riendo, en su mayoría, a mandíbula batiente

La verdad es que para mantener el ritmo, la atención de la gente durante las dos horas ininterrumpidas -en el programa de mano se hacía constar una duración de 1 hora y 40 minutos-, se contó con tres estupendos actores, Luis Merlo, Alex O'Dogherty e Iñaki Miramón, que se metieron materialmente en la piel de sus respectivos personajes, con las enormes facetas que implican, y que además de la risa contienen facetas humanas, no precisamente para cogerlas a la broma, pero que sin embargo, buena parte del público lo tomó todo a risa, algunos incluso con exceso

La obra, que ha sido traducida y representada en 35 países, va desgranando la personalidad de cada uno de los intérpretes, que mantienen un fuerte amistad, que se ve peligrar por los distintos puntos de vista, dos de ellos de firme mantenimiento, y otro que se amolda a todo. Precisamente la reacción final de este último, que termina por romper el molde de sumiso que mantiene, tal vez se salga de lo creible, de lo lógico.
Por lo menos, un maratón de bien hacer, todo ello motivado por la presentación de un cuadro totalmente blanco, con una rayitas también blancas, que no se alcanzan a ver, y que le ha costado a uno de ellos 50.000 euros, pero había que tener en cuenta el nombre del autor y la esencia del modernismo.

Lo importante, que el público se lo pasó en grande, que salió de la sala con la sonrisa en la boca, total evidencia de un par de horas disfrutando de la obra, algo digno de ser valorado en estos tiempos en que las temáticas no sobresalen que digamos, con lo que la autora, director e intérpretes cumplen sobradamente con la ley del teatro

imagebam

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada